Bienestar Estilo de Vida

2021, el año de las frutas y verduras

Written by Solo Caribe

La Asamblea General de Naciones Unidas declaró al 2021 como el año de las frutas y verduras, apuntando a promover el aumento de su consumo, reducir el impacto medioambiental y fomentar estilos de vida más saludables.

«Las frutas y verduras son la piedra angular de una dieta sana y variada. Proporcionan al cuerpo humano abundantes nutrientes, refuerzan el sistema inmunológico y contribuyen a reducir el riesgo de contraer muchas enfermedades», expresó el secretario general de la ONU, António Guterres, durante el lanzamiento oficial del Año, realizado el 15 de diciembre del 2020.

A pesar de sus enormes beneficios, la mayoría de las personas no consume estos alimentos en cantidades suficientes, razón por la cual la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) se han propuesto sensibilizar sobre la importancia de frutas y verduras para la nutrición humana, la seguridad alimentaria y la salud.

Según la FAO, tres de cada cuatro muertes en América Latina y Caribe son causadas por enfermedades no transmisibles generadas por el sobrepeso y obesidad, tales como: enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes.

Un momento clave del Año Internacional de las Frutas y Verduras será la cumbre sobre los Sistemas Alimentarios, en la que se pedirá a todos que intensifiquen sus esfuerzos para que estos sean más inclusivos, resilientes y sostenibles.

Qué son las frutas y las verduras

Se considera que las frutas y verduras son las partes comestibles de las plantas (por ejemplo, estructuras seminíferas, flores, yemas, hojas, tallos, brotes y raíces), tanto cultivadas como silvestres, en estado crudo o con un procesamiento mínimo.

En botánica –área de la ciencia que estudia a las plantas– un fruto es el órgano que se forma a partir de la flor y se encarga de proteger a la semilla mientras madura.

La verdura es cualquier otra parte de la planta que no sea el fruto, como la raíz, los tallos y las hojas que comemos.

No se consideran frutas y verduras:

  • Raíces feculentas y tubérculos como la yuca, la patata, la batata y el ñame (aunque las hojas de estas plantas se consumen como verduras).
  • Leguminosas de grano seco (legumbres), salvo que se recolecten sin estar maduras.
  • Cereales, incluido el maíz, salvo que se recolecten sin estar maduros.
  • Nueces, semillas y semillas oleaginosas, como el coco, la nuez de nogal y la semilla de girasol.
  • Plantas medicinales y especias, a menos que se utilicen como verdura.
  • Estimulantes, como el té, el cacao o el café.
  • Productos procesados y ultraprocesados elaborados a partir de frutas y verduras, como bebidas alcohólicas (por ejemplo, vino o bebidas espirituosas), sustitutos de la carne a base de plantas o productos de fruta y verdura con ingredientes añadidos (por ejemplo, zumos de fruta envasados o kétchup).

Punto de vista holístico: beneficios nutricionales, sociales, económicos y ambientales

Los beneficios de consumir frutas y verduras como parte de una dieta nutritiva son enormes. Los productos frescos no sólo son beneficiosos para los consumidores, sino también para el sistema alimentario. El sector de frutas y verduras contribuye a incrementar la biodiversidad, generar sostenibilidad ambiental y mejorar los medios de vida de los agricultores y empleados que operan a lo largo de las cadenas de valor.

La escasa disponibilidad, debido a los problemas de producción (así como la intensidad de la mano de obra), transporte y comercio, y los altos precios de los productos de calidad hacen que las frutas y verduras sean inaccesibles para muchas personas, especialmente en los países en desarrollo. Algunas zonas del mundo se enfrentan a una disponibilidad y acceso limitados a estos alimentos.

Las frutas y verduras son productos altamente perecederos, y esto puede originar altos niveles de pérdida y desperdicio de alimentos en cada paso de la cadena de valor, comenzando en las explotaciones agrícolas. Dado que muchas frutas y verduras se consumen crudas o sin cocer, también pueden plantear un riesgo de enfermedades de transmisión alimentaria relacionadas con la contaminación de patógenos y riesgos para la inocuidad alimentaria debido a la contaminación química.

Por lo tanto, es crucial considerar el sector de las frutas y verduras de manera holística, como parte integral del sistema alimentario, más allá de los beneficios nutricionales, y examinar también sus beneficios sociales, económicos y ambientales. Diferentes actores pueden contribuir a que las frutas y verduras sean más accesibles, asequibles y disponibles. La inversión en la cadena de frío, la investigación y desarrollo y la innovación digital pueden ayudar a mejorar sustancialmente el sector.

Más información:

La Noticia Online: 2021 será el año de las frutas y verduras y especialistas llaman a incrementar consumo

ONU Noticias: El 2021 es el Año Internacional de las Frutas y las Verduras: menos desperdicio y más salud

Escuche la entrevista con Aris Latham, de Sunfire Foods sobre alimentos vivos y cocina crudivegana gourmet

About the author

Solo Caribe

During the past 22 years Yndiana Montes has worked in numerous activities, including participation in trade fairs, conferences, media and regional tourism companies in order to make known to all of South America and Brazil, natural beauty and good practices the different actors in the Caribbean tourism industry. Sustainability actions of governments, communities, institutions and organizations are outlined here in Solocaribe.com, a media outlet serving the tourism industry, which for many years has been a pioneer in spreading throughout Latin America, Brazil and the Caribbean Likewise, the positive actions that take place in the region and promote sustainable development practices.